Embarazo


“Estoy embarazada y el niño que estoy esperando tiene una discapacidad; ¿qué hago?”

Lo fundamental es no alarmarse. Es necesario tranquilizarse para afrontar la noticia y tomar las decisiones adecuadas; quizás este hecho y les haga sentir gran angustia, lo cual es completamente normal, necesitaran tiempo para adaptarte a su nueva situación y evaluar como padres que su niño, en cierta forma va a ser diferente.

Durante el embarazo el bebé se encuentra en el lugar más seguro, que es el útero, allí no está sufriendo y no tiene dolor. Mientras tanto, con calma busque información, asesoría y tome las decisiones que sean más adecuadas.

Como todos los padres, tenía las expectativas de tener un bebé normal y sano. Es muy importante que exprese sus emociones; hable con amigos y familiares, porque en estos momentos tan difíciles el apoyo y comprensión de los que le quieren es importante. Si le cuesta hablar del tema, recurra a un asesor o profesional que también puede ser de gran ayuda. Por último, déjese ayudar, acepte toda la ayuda que le ofrecen.

¿Qué se puede hacer para mejorar la situación?

Lo mas importante es hablar de sus sentimientos y sentirse aceptado.

  • Continuar el ritmo de vida –sano- que tenía al comienzo del embarazo. Fumar y consumir alcohol es malo para todos los niños, incluso cuando tienen una discapacidad.
  • Acepte que el niño que está en su útero es suyo, es el mismo niño que quería antes del diagnóstico, la única diferencia es la información que recibió. Usted ama a su niño y este amor los ayudará a usted y a su niño en distintas maneras.
  • Visite médicos especialistas en Espina Bífida e Hidrocefalia, ya que las técnicas se renuevan constantemente.
  • Conozca a otros padres que tengan hijos con Espina Bífida e Hidrocefalia, ellos le pueden decir cómo enfrentar y solucionar los problemas que puedan surgir.
  • En la mayoría de los casos la situación ideal es completar el embarazo.
  • Por lo general el tratamiento comienza inmediatamente después del nacimiento, la primera intervención quirúrgica implica el cierre de la espalda .Es importante seleccionar un médico especialista en el área, preferiblemente un neuro-cirujano con experiencia y para el parto elegir un hospital o clínica con un equipo de cirujanos especializados en Espina Bífida e Hidrocefalia, con esto evitará que el niño sea trasladado a otro centro y separado de su madre. • Lea todo el material que encuentre respecto a Espina Bífida e Hidrocefalia e informe a sus familiares y amigos sobre su niño especial.
  • Encontrará información en Internet sobre nuevas técnicas de cirugía.

Cuando recomiendan un aborto o interrupción del embarazo

Algunos médicos están convencidos de que las personas con Espina Bífida e Hidrocefalia tienen tan baja calidad de vida que no vale la pena vivir. Esta es una posición “médica” bastante extrema que descarta otros puntos de vista.

Es verdad que son muchos los problemas médicos referentes a la Espina Bífida e Hidrocefalia, pero la calidad de vida no es simplemente un criterio médico. La personas más calificadas para emitir juicios respecto a esto son las que padecen de Espina Bífida e Hidrocefalia y ellos están convencidos de que sí vale la pena vivir. Los pocos adultos con Espina Bífida e Hidrocefalia que no están de acuerdo son los que nacieron cuando la asistencia médica no era tan efectiva como lo es hoy en día.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: